¿“Hacer” digital, o “ser” digital? El rol de la Transformation Managment Office (TMO)

La efectividad y los beneficios de las innovaciones tecnológicas comprobados en estos meses de pandemia, incentivaron a muchas empresas y organizaciones a acelerar procesos de cambios. En este marco, el Consejo de Procesos y Tecnología de la Cámara de Sociedades desarrolló una sesión exclusiva para sus miembros, en la que presentó la conferencia “Transformation Management Office (TMO) – El rol de la oficina digital”, a cargo de la consultora Deloitte.

La exposición tuvo lugar el jueves 14 de octubre y estuvo liderada por Pablo Peso, Lucía Muñoz Valecka y Marcelo Mammarelli, profesionales de Deloitte, quienes se enfocaron en desarrollar sobre la transformación digital en las organizaciones, su relevancia y el desafío que implica para las mismas.
De modo de introductorio, y ante la presencia de ejecutivos de procesos, calidad y tecnología de las principales compañías del país reunidas en la Cámara de Sociedades, Pablo Peso mencionó como uno de los grandes desafíos para las empresas la transición entre “hacer” digital a “ser” digital.

En el mismo sentido, destacó los esfuerzos que hoy están realizando las distintas empresas para evitar permanecer en un ciclo sin fin en donde exclusivamente proponen tareas concretas y acciones relacionadas con el mundo digital, en lugar de tender a generar cambios en los modelos de negocios y en las operaciones. «Como líderes en esta nueva era industrial, debemos invitarnos permanentemente a evolucionar desde «hacer» digital a «ser» digital», destacó el orador. Según Peso, el uso de las tecnologías digitales permite a las empresas mejorar sus acciones y la interacción con los clientes, entre otras cosas.

Continuando con la conferencia, los oradores hicieron hincapié en demostrar su enfoque frente a esta temática presentada. Por este motivo, prosiguieron en explicar el rol de la Transformation Managment Office (TMO) como un órgano encargado de controlar y coordinar los procesos de cambios a los que se someten las empresas para transformarse y adaptarse a la era digital. Mencionando conceptos como comunicación, planificación, habilidades y desempeño, el equipo de Deloitte explicó las funciones claves y la relevancia del TMO.
En su abordaje, los profesionales se centraron en tres frentes de trabajo, Digital, Agile y Adaptable, interconectados y supervisados por el TMO. Estas ideas son consideradas esenciales para facilitar el alcance de una mentalidad digital y lograr así la transformación en una organización.

Teniendo en cuenta el primer frente mencionado, se desarrolló la importancia y la necesidad de que una empresa sea digital. A través de preguntas y consejos, los oradores coincidieron con los miembros del Consejo C. de Procesos y Tecnología en la necesidad de analizar el estado actual de sus organizaciones para que observen en dónde se encuentran y que planes estratégicos deberían realizar para lograr cierta transformación.
Con respecto al concepto de Agile, se destacó la relevancia de comunicar y de expandir al resto de la organización, los nuevos proyectos y reconversiones de roles que se llevarán a cabo. Manteniendo actualizados principalmente a los actores involucrados, a través de guías,

capacitaciones y herramientas de soporte, el proceso de transformación se debería realizar de una manera sencilla.
En su último frente desarrollado, Lucía Muñoz Valecka se refirió a la adaptabilidad con la que empresas y organizaciones afrontan los nuevos contextos. En este sentido, se describieron los conceptos de la figura del líder, el ecosistema, el individuo y el equipo para demostrar cómo influye cada uno de ellos en el proceso de conversión hacia una organización adaptable.

En tiempos de incertidumbre, las empresas tendrán una gran ventaja si se proponen “ser” digitales. El uso de las tecnologías ha demostrado sus beneficios y la flexibilidad en una organización es necesaria para transitar de mejor manera las variantes, las crisis y las innovaciones.